domingo, 10 de julio de 2011

HABLANDO DE ALGO

La piedad que produce la vejez en los seres queridos, paseando mi perrita, veo caminando,
lentamente a un perro bóxer, una raza fuerte con imagen bonita graciosa, digo esto ultimo
por las peculiaridades que estos animales tienen .La dueña mujer equilibrada,me dice que,
lo cuidara hasta el ultimo momento,porque dio mucha alegría al hogar, saco en conclusión que
el amor verdadero no deja sitio para el abandono y el desprecio, casos muy comunes en la vida
cotidiana y lo que es mas crudo, con los seres humanos,que los dejan en gasolineras y residencias
sin dar la cara para recogerlos.He aquí que en el mismo circulo veo a un señor bastante joven paseando a un perrito foxterrier mayor y achacoso

Lo hermoso es lo que voy a relatar, a raíz de un comentario sobre lo bonito que sería en sus jóvenes años dicho perrito.Me contesta"Sra nunca me han gustado los animales"pero tengo en mi, vida una historia trágica
Mi esposa está gravemente enferma y paralitica, el perro ha sido su
querida mascota. Yo que quiero tanto a mi mujer y que sufro horriblemente al verla tan, indefensa.¡Ella que fué una real hembra llena de actividad y dulzura!.
Siento un profundo cariño por mi fiel compañera que tan feliz me hizo durante años.
Hoy correspondo lo mejor que puedo y cada vez es mas grande mi ternura,
guardando respeto mientras viva y mis deseos sexuales se ahogan ante tanta piedad.
recordando entre miles cosas el placer que me dio,estoy agradecido y nunca haré bastante para
pagar está dulcisima deuda escuchando está honorable charla quedé admirada y repito que donde el amor impera tan sublime la recompensa estará ahí....Hay que ponerse en el ambiente
de ese hogar maltratado y saber llevar la desgracia con tanta dignidad. Este caballero
Binaventurado estos seres porque ademas del respeto que se merecen alcanzaran el premio del eterno descanso, aunque tarde llegue la gloria pero no inútil,porque la semilla engrandecerá,
raíces que otros recogerán ¡Aleluya!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario