domingo, 17 de julio de 2011

EL AMOR ES COMO UN ALTO EN EL DESIERTO

Protégete con la armadura de la fortaleza y los
golpes de la fortuna buenos o malos, nunca podrán lastimarte.
Quien quiera que sea el individuo,por erudito que se considere
no puede escapar del error y por ello queda sujeto al sufrimiento,
que actúa como un freno a su actividad.

El maestro le decía al dicipulo: Tu te lamentas,pero recuerda que
los sabios no se lamentan ni por los vivos ni por los muertos.
¿Te digo porque?Pues bien tu te entristeces por el cuerpo que es,
lo único que se deteriora con la muerte.
¿Alguna vez te entristeciste por haber sufrido tantos cambios hasta ahora?
El infante desapareció en el niño.El niño se desvaneció en el joven, el joven
se perdió en el adulto, el adulto se extravio en el anciano, y el anciano se,
extinguió en la muerte.Nunca lloraste por los cambios que durante,
tanto tiempo fueron afectando al cuerpo:¿Porque entonces llorar cuando,
tenemos cambios en nuestra vida?¿Tienes tu ahora el cuerpo que tenias
cuando niño?¿Tu recuerdas aun aquella travesura de muchacho?
¡pero el cuerpo que la ejecutó ha desaparecido!
Así también no obstante los cambios que tu cuerpo pueda sufrir el
alma, el esplendor de la verdadera sabiduría permanece inmortal
El estar establecido en este conocimiento, es la señal del sabio.
La felicidad y el dolor son como el día y la noche
Tiene que ser aceptado, tenemos que vivirlos; Si rehusamos, no por,
ello dejaran de suceder!!...






1 comentario:

  1. La elegancia y la perfección eres tu, con tus palabras y tu forma sentir felicidades Lili

    ResponderEliminar