miércoles, 11 de mayo de 2011

RECORDANDO

Era una larga noche de horrible pesadilla
yo andaba por un túnel lleno de piedras
mi corazón palpitaba como para el final
pero de momento varias voces no conocidas
pero si leídas me dieron el alto
y entonces dando gracias a Dios
por el momento vivido pues me hizo comprender
que nunca estamos solos y que necesitamos el latido de un corazón. Aunque esté muy lejos
pronto volveremos a hundirnos en la felicidad de la poesía

1 comentario:

  1. Nos das mucho gusto al saber que estarás con nosotros de vuelta

    ResponderEliminar