viernes, 4 de febrero de 2011

A MI BUENA AMIGA ENCARNI

Fulguras vendavales
ciclones y huracanes.
La Natura se desata en tu presencia.
Vibrando de frescura en holocausto.
Pero no sé por que ironía,
tu lucha se estremece en arrebato.
La paz la necesitas incesante,
como busca la belleza el literato.
¡Dulce, clara y fascinante!
Te debates altanera en el espacio,
pero tu corazón, que está vibrante,
necesita el sosiego y la verdad latente,
entre el profundo abismo
buscar la taigá y los montes con deleite.
Donde los mirlos cantan
y las gacelas y los pumas trepen.
Ver como se deslizan las serpientes,
y tu ser, apaciguado en la pereza,
siente como fluye, la sangre fresca y ténue




No hay comentarios:

Publicar un comentario