sábado, 15 de enero de 2011

AL DESAPARECER

Siempre se separaban nuestras vidas
siempre,como dos lineas divergentes.
Jamás pensé que estuvieran unidas
con amor en la lucha permanente.
En el fondo de mi alma enamorada.
Nunca tu imagen se borraría en completo
y a través de los meses y jornadas,
el lejano recuerdo eterno reto.
Últimamente, tal vez mas separados.
Sin vernos,han transcurrido años.
Nuestros caminos marchaban apartados,
aunque mi alma sufriera por el daño
y cuando supe la fatal noticia,
sentí que la tristeza me invadía.
Mi espíritu te enviaba una caricia
y mi sombra en lo etéreo te seguía.
La fuerza de los vientos otoñales,
arrastraban las hojas ya marchitas,
llevándolas quejosas a otros lugares
y en barrancos y ríos se precipitan.
Queda el paisaje triste y desolador.
Queda penumbra crece con la noche
está la luna cubierta en un nublado
y se pierde la luz sin un reproche.
La nube gris amenaza tormenta
siempre la pena, el paisaje florido.
Todo lúgubre la oscuridad aumenta,
porque ya tu presencia no ha surgido.
Como no pudo ser el estar a tu lado
en la vida traidora y cotidiana,
espérame sin queja en el cielo lejano
¡Donde la compañía nunca se acaba!









No hay comentarios:

Publicar un comentario