martes, 14 de diciembre de 2010

PLACENTERO PASEO

Soñaba una noche inquieta y calurosa,
que volvía a las raíces de la tierra.
No quise que solo fuera un sueño,
cogí el zurrón y toda temblorosa
corrí hacia el monte con un vuelo.
Al pisar la crujiente hojarasca,
sentí como hervía, mi ecológico señuelo
de mujer sensible y valerosa.
Extendí la vista a las planicies
allá a lo lejos, entre piedras apiñadas,
un ramo de frágiles claveles.
"Pitiminís"de colores apresados,
un suave perfume desprendían a pimienta y laureles.
Un "buquet" de color lila, amarillo y sonrosados.
Un recuerdo crucial en mi balada,
que quedará en mi alma puramente erosionados
los momentos totales en alianza.

Un lagarto verde, adulto allí latía,
contemplé el ejemplar con gran tristeza.
Los persiguen manos libertinas
exterminando seres cuaternarios,
que jamás adornarán ya las colinas.
Tropiezo con tomillos olorosos
y ¡Tan humildes son las florecillas!
Que responden al pisar con tiernos gozos,
mientras tanto, un sin fin de trinos me cautivan.
El ruiseñor rey de los espacios
sobresale estridente en sus gorjeos.
Mi terror con los vándalos se avivan,
pero sigo olvidando ¡Oh maravilla!
Un panal de abejas en un tronco se ha posado
La reina domina aquel enjambre
entre la miel dorada y curativa.
El Sol se oculta en la techumbre
de un horizonte abstracto alucinante.
Miles de sonidos surgen confundidos.
Hay placeres que duran un instante,
pero mi odisea ¡En paraísos se han fundido!




1 comentario:

  1. pase a saludarte y desearte feliz navidad y que el año venidero sea de paz y amor y que sigas deleitandolos con tus poemas...

    ResponderEliminar