miércoles, 15 de diciembre de 2010

MESCOLANZA

Hablar de amor, bogando en el espacio,
entre lirios, jazmines y nardos
es perpetuo navegar iluminado,
de emoción, de amor bien comprendido.
No importa que el mundo suelte dardos,
solo el rumor de los paseos por los riscos.
Arboles frondosos, cauces en cascadas,
mientras enlazados en cintura, ver los ríos.
Seguir las sendas sin quejidos.
Soñar, cantar, no pensar en emboscadas,
y siempre en la ensenada de los seres queridos.
Oír voces de ondinas encantadas.
¡Truenos en el campo enfurecido!
La naturaleza brabucona nos deleita,
la oscuridad de tormenta ha fenecido,
porque nuestro corazón no nos inquieta.







1 comentario:

  1. Paso por aquí y hago un alto en el camino para leer tus poemas son lo mejor de lo mejor
    feliz navidad y un prospero año nuevo

    ResponderEliminar