sábado, 11 de diciembre de 2010

EL VERANO

El verano lo esperas impaciente
Sales del melancólico otoño
y el ciclo sigue sin pararse.
La primavera ha pasado sonriente
pero,¡oh hermosura de los aires
candentes y arrastrando olor a heno!
Cimbreantes las palmeras
filtro dulce susurrante.
Transpiras para refrescar la piel ardiente
y piensas que el trigo el la era, vate.
Olor a tostado de la hierbas
gozando los atardeceres sin descanso
las noches frescas de luna llena
y el batallar de las olas espumosas.
Rumores tibios.Pieles morenas,
brio y belleza de los cuerpos,
libres de ropajes axfisiantes .
Alegría de gorjeos en los árboles
y un mundo bullicioso,
te deja la languidez sin arbitrajes.
Los arroyos despiden densa bruma,
hay olor a limón rosas y amapolas
los claveles que explotan sin rubor,
perfumando el ambiente denso y tibio.
El murmullo de la hojas son gemidos
los árboles no anidan ¡ Pero viven!
Y el misterio se cierne entre cupido.
Todo resuena ante el Sol de oro y fuego.
Sueñas con hadas ondinas y nereidas.
El amor te inunda placentero,
entre delirios de escarlata y amarillos.
El Cosmos, las galaxias,¡Lo inaudito!







No hay comentarios:

Publicar un comentario