domingo, 28 de noviembre de 2010

EL CANARIO FLAUTA

Llegó a casa un día de verano,
precioso canario de ejemplar belleza.
Su color amarillo y gris ceniza
formaban un manto de real alteza.

Rompió con sus gorjeos
el hogar tranquilo.
Todo cambio con su presencia ,
porque cantaba hasta el paroxismo.

Fuerte y ágil cual trapecista.
Se ganaba el pan como buen hijo.
Su porte de elegancia preciosista
era envidia de amigos muy queridos

Supimos lo que es amor
a un ser pequeño
y creer que el bosque
estaba en casa como un lar

El silencio aniquilante
con los trinos lo cortaba
y el ambiente fascinante
de perfectos pentagramas.

¡Oh espanto, cuando el golpe avisa!
¡Oh amargura ver la rota jaula!
y mi corazón latiendo
en fuego de ardiente brasa.

Parece una pesadilla,
no sabía donde estaba
y el pajarillo inocente
en un rincón de metralla

Acojo el cuerpo sin vida
de mi querido amiguito
despidiendo sangre roja
de su divino piquito.










de perfectos pentagramas



1 comentario:

  1. Lili eres una persona muy especial tu corazón está lleno de amor lo demuestras en tus poemas al tener tanto cariño a estos seres como son los animales. Una abrazo muy fuerte y adelante.

    ResponderEliminar