viernes, 24 de septiembre de 2010

A LA VIRGEN DE LA SOLEDAD

Redoblan los tambores en el fondo
el altar de la Virgen preparado
reluce de esplendor la Virgen en su trono

Su dolor conmueve apasionado
y rápido en nuestra alma
sentimos el Golgota y el Calvario

La madre sollozando penitente
y la angustia de Virgen amantisíma
nos rigen los caminos de la mente.

¡Hossana Virgen de la Soledad.
al verte, nuestro corazón enternecido
salta de amor con ansiedad!

Todos los cofrades te rinden pleitesía
y todos te adoramos con ternura,
diciendo con gran fe ¡¡ Virgen divina!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario